El consumo habitual de bebidas diet aumenta el peligro de desarrollar un accidente cerebrovascular o demencia

A muchas personas les encanta tomar Coca-Cola Zero o Coca-Cola Light, y creen que la están haciendo de oro, porque están disfrutando de los beneficios estimulantes de la bebida de la fórmula secreta sin engordar.

Lo mejor es tomar agua. Y es más barato.

La mala noticia es que el jueves pasado (20 de abril), la American Heart Association (American Heart Association – Healthy for Good) publicó los resultados de un estudio en la revista Stroke. De acuerdo a la investigación, los participantes en el estudio que informaron que bebían una o más bebidas endulzadas artificialmente diariamente en comparación con quienes lo hacían menos de una vez por semana tenían casi tres veces el riesgo de desarrollar un accidente cerebrovascular o demencia.

En sus resultados, la revista Stroke expone: “Después de los ajustes por edad, sexo, educación (para el análisis de la demencia), la ingesta calórica, la calidad de la dieta, la actividad física y el tabaquismo, la mayor y más reciente ingesta acumulativa de refrescos azucarados artificialmente se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, demencia por todas las causas y demencia relacionada con la enfermedad de Alzheimer.”
Tomarse una bebida diet al día triplica el riesgo de accidentes cerebrovasculares y de demencia si se lo compara con beber menos de una bebida diet semanal.
Los investigadores dijeron que incluso es mejor beber bebidas con azúcar.
Pero, en todo caso, ciertamente lo mejor es tomar agua.
“Recomendamos que las personas beban agua de manera regular en vez de las bebidas azucaradas o de aquellas que usan un endulzante artificial”, explicó el Dr. Matthew P. Pase, autor del estudio y senior fellow de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, citado por el diario USA Today.

No basta con que una bebida se publicite como saludable porque no tiene azúcar para que realmente sea saludable.

Es un nuevo golpe en contra de las bebidas endulzadas sin azúcar, comenta el diario de circulación nacional en Estados Unidos, agregando que en el año 2013 Purdue University encontró que las bebidas diet no ayudan a bajar de peso. Otro estudio, de 2007, descubrió que aquellos que beben bebidas diet no tienen menos riesgos de enfermedades al corazón que aquellos que beben bebidas con azúcar.
CBS News indica que al final del período de seguimiento, los investigadores encontraron 97 casos de accidente cerebrovascular, 82 de los cuales eran isquémicos (causados por bloqueo de los vasos sanguíneos) y 81 casos de demencia, 63 de los cuales fueron diagnosticados como enfermedad de Alzheimer.
La American Beverage Association (ABA), que representa a los fabricantes de refrescos (como Pepsi y Coca-Cola), no tardó en reaccionar, defendiendo a los edulcorantes bajos en calorías como elementos importantes para bajar de peso. En la declaración, la ABA dijo que varios otros factores contribuyen a los accidentes cerebrovasculares y la demencia. “Autoridades de seguridad gubernamentales en todo el mundo -así como cientos de estudios científicos- han demostrado que los edulcorantes bajos en calorías son seguros, y no hay nada en esta investigación que contrarreste este hecho bien establecido.”

Leave a Reply